Top 5 errores en la aplicación del shotcrete

Top 5 errores en la aplicación del shotcrete

Como errar es de humanos, a continuación le presentamos cinco de los errores más comunes en la aplicación del shotcrete. ¿Ha cometido o ha visto estos errores cometidos en sus proyectos? Déjenos saber en los comentarios.

1. Agregar agua en exceso

Como vimos hace poco, la relación agua-cemento es sumamente delicada. Y cuando se altera, la calidad del hormigón se ve comprometida, en lo que a la resistencia y la durabilidad de éste se trata.

¿El hormigón le ha llegado al equipo de proyección con un cono de Abrams no adecuado? Esto puede que se deba a un mal transporte, o a un diseño inadecuado de la mezcla. Lo importante aquí es saber que agregar agua nunca es una buena solución, ya que verá su relación agua-cemento alterada, y no positivamente.

3

2. Dosificar el acelerante de manera incontrolada

Todos lo sabemos: los aditivos juegan un papel importante en cuanto a la integridad del hormigón. Mientras que los aditivos se incluyen directamente en la mezcla, los acelerantes de fraguado se agregan inmediatamente antes de la proyección.  Pero, ¿qué pasa cuando éstos se administran sin seguir las pautas recomendadas? Pues la resistencia final del hormigón se altera, resultando en capas fácilmente desprendibles.

¿Es usted de los que sobredosifica para obtener capas de mayor espesor y así finalizar el trabajo lo antes posible?  Piénselo dos veces. El uso no informado de acelerante genera costes innecesarios, ya que es el elemento más caro consumido por la máquina en el proceso de shotcrete.

4

3. Olvidar limpiar la superficie

Como es el caso en muchos ámbitos de la vida, la limpieza es fundamental para una óptima aplicación de shotcrete, por dos razones claves: primero, porque ayuda a eliminar residuos, lo que permitirá una mejor adhesión entre la pared y el shotcrete; y segundo, para eliminar materiales sueltos y no realizar un soporte sobre algo inestable (el principio de hydroscaling).

Para un buen repaso de lo que es la aplicación óptima de shotcrete, le recomendamos el post 9 reglas para dominar el arte del shotcrete.

1

4. Pensar que hace falta más presión

El manómetro, que como bien sabemos está instalado en la línea de salida del compresor, tiene la fama de generarles confusión a los operadores.

Muchos de ellos cierran la llave del colector para situar la presión y caudal del compresor en unas condiciones de trabajo que ellos consideran más adecuadas.

Los compresores de los equipos, por lo general, no son de caudal variable, sino de caudal fijo, por lo que lo único que están consiguiendo es que el compresor trabaje de manera menos eficiente y con más carga. Conclusión: no hay que tocar el manómetro.

 

5B

5. Creer que su compresor no le brinda suficiente energía cinética

¿Qué queremos decir con esto? Pues que al pensar que su compresor no es lo suficientemente potente para llevar a cabo su proyección, y al cambiarlo por uno mayor, también puede encontrarse con problemas.

Uno de ellos, y bien costoso que es, es el rebote. Al expulsar el hormigón a una velocidad superior a la necesaria, se produce este error bastante común en la aplicación. Pero no se preocupe, que aquí le tenemos toda una serie de consejos para reducir el rebote de shotcrete.

En todo caso, sepa que los compresores de los equipos de proyección están calculados para que con el caudal que proporcionen y las toberas con las que vienen equipadas las  máquinas, ofrezcan la suficiente energía cinética a la proyección. Si se realiza la proyección a distancias recomendadas, el hormigón se compactará de manera adecuada.

2

¿Sabe usted de otros errores comunes en la aplicación de shotcrete? ¡Comente!

 

Deja un comentario