Reducir el rebote de shotcrete: claves y consejos

Reducir el rebote de shotcrete: claves y consejos

El shotcrete ha introducido importantes mejoras en el mercado de construcción por su versatilidad y reducción de costes, pero la aplicación neumática necesaria para proyectar y compactar el hormigón implica desafíos como el rebote.

Se define como rebote de proyección, o rechazo, a la parte del shotcrete que no se adhiere a la superficie durante la aplicación, causando un desprendimiento del material.

La pérdida de material y la consecuente limpieza del rebote ralentizan el progreso de la obra e incrementan los costes, por lo cual es importante minimizarlo.

¿Qué factores influyen en el rebote?

 

  • Fase de aplicación:

    El rebote es mayor al inicio de la aplicación, aunque disminuye a medida que se consolida una capa de amortiguación

  • Plano de la superficie:

    Las estimaciones varían desde 2-5% en soleras, hasta 5-10% en hastiales o 10-15% en bóvedas

  • La presencia de mallazo