Lo que tiene que saber sobre el shotcrete y el funcionamiento de una bomba de hormigón

Lo que tiene que saber sobre el shotcrete y el funcionamiento de una bomba de hormigón

La bomba de hormigón es uno de los componentes más importantes de un equipo de proyección de shotcrete, y está diseñada para asegurar un flujo de hormigón continuo.

La continuidad del caudal de hormigón es de gran importancia a la hora de aplicar el shotcrete de manera homogénea, para poder asegurar la calidad y el grosor necesarios y también reducir el rebote.

Una bomba de hormigón de doble pistón está compuesta de los siguientes componentes:

  • Circuito hidráulico, abierto o cerrado

En el circuito de aceite hidráulico cerrado, la bomba trabaja cuando se quiere transmitir energía, y no genera caudal cuando está en reposo: de los componentes. Sobre todo, un circuito cerrado implica un tiempo de respuesta más corto, ya que requiere una menor cantidad de aceite hidráulico que un circuito abierto, haciéndolo más eficiente dado que el caudal a utilizar es menor.

Putzmeister Bomba circuitoPutzmeister Bomba Circuito 2

  • Cilindros hidráulicos: generan presión en los cilindros de transporte

Los cilindros hidráulicos reciben el caudal de la bomba hidráulica y a su vez desplazan a los cilindros de transporte, proporcionando la velocidad y el empuje necesario para el bombeo de hormigón

  • Cilindros de transporte de hormigón: succionan el hormigón de la tolva

Los cilindros de transporte son los encargados de impulsar el hormigón a través de la tubería: funcionan de manera alternativa y mientras uno impulsa, el otro aspira y viceversa.  Este cambio está regulado por unos sensores electromagnéticos o hidráulicos, dependiendo del sistema.

El tamaño de los cilindros determina el número de emboladas requeridas para cumplir el cubicaje teórico. Por ejemplo, un equipo SPM 500 Wetkret de Putzmeister es capaz de dar un cubicaje máximo teórico de 30 m3/h con 21 emboladas.

Una mayor capacidad de llenado reduce el número de emboladas requerido para empujar el hormigón y por lo tanto el desgaste del sistema total y consumo. Además, se producen menos cortes en el flujo de hormigón y se ahorra tiempo.

  • Tubo oscilante en S para un flujo constante del caudal de hormigón.

El tubo oscilante se acopla alternativamente a cada cilindro por un lado, y a la tubería de transporte del hormigón por el otro: la función del tubo oscilante en ‘S’ es de conmutar y hacer coincidir el cilindro de transporte que expulsa el hormigón.

El hormigón pasa por el tubo “S”, hacia un tubo reductor que reduce el diámetro de la columna de hormigón para aumentar la presión hidráulica, causando mucho desgaste por fricción. Dado el alto nivel de abrasión, es fundamental que el tubo en S esté construido en materiales anti-desgaste.

  • Caja de agua: refrigera el sistema

La caja de agua refrigera los cilindros hidráulicos y de transporte para asegurar un buen funcionamiento. Además, la caja debe tener fácil acceso para ser utilizada como un elemento de inspección, ya que cualquier residuo presente en el agua apunta a posibles fugas. Los expertos recomiendan comprobar la apariencia del agua de manera diaria.

  • Agitador en la tolva: conserva la fluidez del hormigón

El hormigón se introduce en la tolva a través de la rejilla, y el agitador mantiene la fluidez del hormigón y evita su sedimentación, ayudando también durante la aspiración.

  • Rejilla con vibrador

El conjunto está cubierto por una rejilla con vibrador que facilita el fluido de hormigón.  La rejilla es un elemento de seguridad para el filtrado de elementos que puedan dañar a los cilindros de transporte o provocar atascos (piedras gordas, un trozo de ladrillo….)

Son obligatorios unos componentes de seguridad tanto mecánicos como eléctricos  para prevenir el acceso al interior de la tolva mientras la bomba está en funcionamiento.

 

Fuentes: